Mayo de la Mediadora

Un nuevo mes de mayo llega, el mes que la Iglesia Universal dedica a la Bienaventurada Virgen María, la Madre de Dios y Mediadora nuestra.

En estos tiempos difíciles, acudamos con más devoción si cabe a la Madre del Redentor, ya que el Señor para salvarnos quiso ser también hijo de María. A las plantas de tan celestial Señora, vayamos como hermanos para contemplar una vez más, como si se tratara de la primera vez, las virtudes de la Madre, a cuyo amor nos encomendó el Señor desde el árbol de la cruz.

El Papa Francisco ha convocado un "maratón de oraciones" bajo el lema: "Desde toda la Iglesia se eleva incesantemente la oración a Dios" para invocar el fin de la pandemia, invitando a rezar el Rosario durante todo el mes de mayo. Recuerda que en nuestra parroquia de la Encarnación se reza todos los días el Santo Rosario a las 7 de la tarde.

En este mes florido, renovemos nuestro deseo de corresponder como buenos hijos a tan excelsa Madre. Seamos dignos de la que es modelo de vida y protectora nuestra. Hagámonos merecedores de tal gracia. Y por ello, recémosle devotamente para que lleve al Señor cada una de nuestras oraciones, especialmente por el fin de esta pandemia, por los enfermos, los médicos y sanitarios, por las familias y por los fallecidos, roguémosle al Redentor el descanso eterno y brille para ellos la luz perpetua.

Mediadora nuestra, dulce refugio de nuestros corazones, que tu altar esté adornado siempre de hijos tuyos, especialmente en este mes de mayo, expresando el anhelo de honrarte y servirte. Condúcenos cada día nuevamente a Jesús por la imitación de sus virtudes, para que, viviendo en Él y por Él como Tú viviste, gocemos contigo de su amor eternamente.

Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno Redentor del Mundo y Nuestra Señora Mediadora de la Salvación
Parroquia de Santa María de la Encarnación de Málaga

Stacks Image 8